HISTORIA DEL IGCPA

El Instituto Guatemalteco de Contadores Públicos y Auditores -IGCPA-, nació el 18 de mayo de 1968 y sus estatutos fueron publicados en noviembre del mismo año. Tuvo como fundadores a 10 personas los cuales iniciaron la integración de la primer Junta Directiva del Instituto, todos los Licenciados en Contaduría Pública y Auditoría coincidían en la necesidad de crear una entidad que velará por la superación de la profesión.

Aunque con anterioridad se habían manifestado inquietudes de varios de los colegas, en tal sentido fue en el año 1968, cuando un grupo de auditores se dio la tarea de reunir a varios profesionales de la auditoría, con la intención de hacer realidad el ideal de contar con esta organización.

Este grupo de intercambio de ideas, analizado estatutos de otros países  y elaborado un anteproyecto, lo cual fue motivo del pensamiento e intercambio de ideas respecto, en la primera reunión de Contadores Públicos y Auditores finalmente se hizo la convocatoria para la sesión en casa del Dr. Gustavo Mirón Porras que se llevó a cabo el 18 de mayo de 1968.

Después de un amplio intercambio de ideas sobre las finalidades que se perseguiría el Instituto, se firmó el acta de fundación de la cual quedó abierta para que los colegas que se quisieran adherir en un tiempo prudencial lo lleven a cabo.

Así fue como la primer acta quedó suscrita por treinta y cinco auditores. En esa misma sesión se nombró una Junta Directiva Provisional, para elaborar los estatutos de la recién nacida Institución.

Hoy, 51 años después, podemos ver que esa semilla ha fructificado, el camino del IGCPA está plagado de importantes momentos que le han llevado a ser una entidad que no sólo reúne a las CPAs, también les pone en contacto con las  corrientes mundiales, mantiene una oferta de actualización profesional del más alto nivel y logra reunir en su seno a firmas, profesionales independientes, profesionales servidores públicos, estudiantes, etc.

Ser parte de organismos internacionales ha sido un eje importante de la actuación del IGCPA, de esa forma se es miembro de la Asociación Interamericana de Contabilidad – AIC, de la Federación Internacional de Contadores – IFAC, como un medio de mantenerse conectado con de devenir internacional, actuar y ser parte de estos foros ha sido el reto estratégico más importante y que ha permanecido constante en toda la historia del IGCPA.

Desde sus inicios, se veía una fuerte interacción con otras entidades relacionadas con la profesión a nivel internacional, poco a poco se han ido estrechando lazos con diversas instituciones, tales como la ya tradicional relación con el Instituto Mexicano de CPAs respecto a aprovechar las publicaciones de material técnico y normas para su distribución en Guatemala, La AIC con la participación en eventos regionales y americanos, con los Colegios en Institutos de contadores de Centroamérica y los propios colegios profesionales en Guatemala